Skip to content

Los tiros penales

julio 3, 2010

Viendo el tiro penal de Sebastián “Loco” Abreu me di cuenta que el cobro del penal es todo un arte,  la efectividad de un cobro depende completamente de la imprevisibilidad.

Si un jugador siempre patea al lado izquierdo del arco, sus tiros siempre (o casi siempre) serán atajados. Lo mismo ocurre con el arquero: el lado al que elija lanzarse no debe ser predecible. Es decir, usando la terminología de la teoría de juegos, los jugadores necesitan aplicar ‘estrategias mixtas’: a veces disparar o lanzarse a la derecha, otras veces a la izquierda.

De acuerdo a un estudio del Dr. Van der Kamp, de la Universidad de Ámsterdam, el tirador debe de tener el punto al que va a tirar desde el momento en que se prepara a correr hacia el balón. Indecisiones, nervios y ver al portero incrementarán las posibilidades de que se falle el penal.

El arquero, por otra parte, debe de distraer al jugador, mover lo brazos, brincar, retarlo, de tal manera que el tirador centre su mirada en el y decida tirar de acuerdo a los movimientos del portero, de esta manera el guardameta controlara el penal y tendrá más posibilidades de detenerlo.

En 1984, la final de la Copa de Europa entre Liverpool y AS Roma terminó 1-1 y después del tiempo extra, se decidió por tiros desde el punto de penal. El jugador de la Roma Bruno Conti se dispuso a ejecutar su tiro, cuando el arquero Bruce Grobbelaar caminó hacia la meta sonriendo con confianza a las cámaras, luego procedió a morder la parte posterior de la red, a modo de imitación de comer espaguetis, Conti envió su disparo fuera. Grobbelaar entonces produjo un efecto similar ante Francesco Graziani ante el cual realizó una actuación en la que simulaba miedo haciendo temblar sus piernas. Graziani también fallo y Liverpool gano por 4-2 el partido. De esa manera Grobbelaar se convirtió en el primer africano en ganar una Copa de Europa.

Nos quedamos con el gol del “Loco”, haciendo muestra de una mezcla de calidad, decisión y confianza. “Son formas que uno tiene, que uno cree que son la manera más efectiva para engañar al portero. Da lo mismo tirarlo fuerte y a un lado, no te dan gol doble por patear fuerte, son técnicas que uno cree que son las correctas (…) No fue una locura, fue gol (…) Yo lo llamo clase, categoría” declaró el “Loco”.

Nota: Ignoren la voz del narrador…

By The_Mexicano

From → Actualidad

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: