Skip to content

El poder destructivo de una bomba de racimo

agosto 5, 2010

Hacia finales de la segunda guerra mundial los alemanes desarrollaron un nuevo tipo de bomba que se abre a cierta altura soltando cientos de pequeñas bombas que caen sobre un área muy extensa.  Estas sub-municiones causan diferentes daños, como perforar vehículos blindados, comenzar incendios o alcanzar y herir a la mayor cantidad de gente posible con sus fragmentos de metralla. También conocidas como “bombas tontas”  las bombas de racimo han matado mucha gente inocente alrededor del mundo. ¿Quieres saber cómo funcionan y que tan grande es su poder destructivo?

Debido a su amplitud y al gran número de sub-municiones, hasta 300, esta arma es usada para atacar a objetivos militares dispersos, como concentraciones de tropas, columnas de blindados, o para negar el uso de una zona o instalaciones como el caso de aeródromos. Son también “tontas”, lo cual significa que al no contar con mecanismos de guía muy precisos, pueden errar el blanco, tienen un rango de fallo que va del 5% al 30% y debido a estas características, a menudo hiere y mata a civiles, especialmente cuando es usada en zonas urbanas.

Características

La CBU-87/B de “munición combinada” es la clásica bomba de racimo o dispersión lanzada por los aviones de guerra de Estados Unidos. Con un peso de 430 kilos, esta bomba lleva en su interior 202 “sub-municiones” BLU-97/B. Puede ser lanzada desde diferentes aviones de combate.

Bomba racimo CBU-87

Funcionamiento

Mientras la bomba cae, las aletas de la cola comienzan a girar -existen seis velocidades de giro diferentes-. La bomba está programada para abrirse a 10 altitudes distintas, entre los 900 y los 90 metros. La combinación entre altura y velocidad determinan el área que cubrirán las sub-municiones cuando el artefacto se abra. Las 202 sub-municiones son cilindros amarillos del tamaño de una lata de bebidas -20 cm de alto por 6 de ancho-.
A medida que caen, los cilindros despliegan piezas inflables para estabilizar su descenso y asegurar que hagan impacto “de nariz”.

La carcaza principal explota dejando escapar cientos de mini bombas

Sub-munición

La bomba BLU-97/B tiene tres tipos de munición diferentes:

  • Una carga explosiva para perforar blindajes.
  • Un cartucho con aproximadamente 300 fragmentos de metralla ordenados en línea.
  • Un anillo de circonio incendiario.

El área cubierta por las sub-municiones depende de la velocidad y la altura a la que se abre el dispositivo, generalmente pueden alcanzar un área de entre 200 y 400 metros cuadrados.

Dentro de cada sub-munición se encuentran alrededor de 300 metrallas

Explosión

Cuando explotan, las sub-municiones estallan causando daño y heridos en un amplio radio. La carga explosiva puede perforar un blindaje de hasta 17 cm de grosor. Contra objetos no protegidos, el daño causado por el impacto puede ser muchísimo mayor.
Existen bombas de racimo con municiones buscadoras de calor, que se dirigen directamente hacia los vehículos. Otras son utilizadas en superficies minadas para activar los artefactos y despejar el camino.

NO a las bombas de racimo

Las bombas de racimo violan los principios del Derecho Internacional Humanitario porque no hacen distinción entre blancos civiles y militares, en palabras de Valen Kurova (músico dedicado a desactivar minas y bombas) muy poca gente sale ilesa o con heridas leves de un accidente con una bomba de racimo, nadie sabe cuántas bombas quedan esparcidas por el mundo, algunas quedan ocultas y si han caído sobre un suelo mojado y blando, se han observado niveles de fallo de hasta un 50%.

Desde 1965, este tipo de armamento ha asesinado o mutilado a más de 100.000 personas, una tercera parte niños y niñas-, incluso se han arrojado deliberadamente cerca de poblaciones civiles en conflictos como Vietnam, Afganistán, Kosovo o Irak, y según Amnistía Internacional, EEUU las utilizó en 2007 en Yemen e Israel en su ofensiva de 2006 en Líbano. Actualmente se intenta prohibir o limitar el uso de las bombas de racimo, la cantidad de muertes de inocentes o las mutilaciones que provocan estas bombas es un grave problema por lo que asociaciones humanitarias internacionales como Amnistía Internacional y Greenpeace han presionado a los gobiernos para que firmen y acepten el tratado de Oslo que ya cuenta con la firma de más de 107 países y ratificado sólo por 38. El problema es que ningún país de los principales productores de este armamento, EEUU, China, Israel y Rusia,  han firmado el tratado con lo que sólo se trata de un paso relativo hacia el fin de estas bombas.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Bomba_de_racimo

http://www.bbc.co.uk/spanish/especiales/eeuu_military_hardware/cluster_bombs/6.shtml

http://www.elpais.com/articulo/internacional/poca/gente/sale/ilesa/heridas/leves/accidente/bomba/racimo/elpepuint/20100805elpepuint_7/Tes

http://www.noticiasdenavarra.com/2010/08/04/opinion/mesa-de-redaccion/el-tratado-de-oslo

By ChevChelios

From → Actualidad

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: